El Modelo Ontológico Turismo-España es la condición para hacer que nuestras máquinas puedan conversar con las personas

Ricardo Alonso Maturana y John Mora son los directores del proyecto modelo conceptual ontológico del dominio del turismo encargado por SEGITTUR

logo_Gnoss
Los Destinos Turísticos Inteligentes (DTI) necesitan integrar información distribuida y heterogénea sobre su patrimonio, gastronomía, costumbres, atracciones, eventos, experiencias, vida social, agenda cultural, servicios hoteleros, de restauración y generales en un sistema de IA confiable, conversacional, contextual y ambiental. La IA Compuesta puede ser el camino para ello.

Ricardo Alonso Maturana, CEO de Gnoss y John Mora Williams, CEO de Globaldit, autores del artículo; trabajan además como Directores del proyecto Modelo Conceptual Ontológico del Dominio del Turismo encargado por SEGITTUR.

En la mayoría de las organizaciones, sectores y mercados existe una desconexión cada vez mayor entre los algoritmos de aprendizaje automático y el conocimiento corporativo. Esta desconexión es ejemplo de un problema más general en la Inteligencia Artificial (IA). Como señala DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) la Agencia para Proyectos Avanzados de Investigación en Defensa de los EE.UU., cuando los algoritmos de aprendizaje automático no incorporan un dominio relevante de conocimiento, ya sea en banca, cultura, educación, investigación, conducción automatizada, defensa, diagnóstico médico, descripción precisa de un destino turístico o cualquier otro sector, pueden generar resultados falsos que, según la criticidad de las decisiones vinculadas, pueden llegar a resultar catastróficos. Recientemente, Craig Martell, Jefe de Inteligencia Artificial y Digital del Pentágono, ha manifestado en una entrevista concedida a la CNN que está “muerto de miedo” por la IA generativa. Señala que, los grandes modelos lingüísticos no son fiables, pero “estas cosas hablan con autoridad, así que les creemos. Eso me da miedo”.

Es por ello fundamental conectar los algoritmos y el procesamiento de datos con un conocimiento de dominio rico y preparado para razonar y realizar inferencias. La clase de artefactos técnicos capaces de hacer esas conexiones se conocen como ontologías. Una ontología proyecta en las máquinas la estructura cognitiva con la que las personas entendemos el mundo en un dominio de conocimiento dado, de manera que aquellas puedan comprenderlo y procesarlo como nosotros. Las ontologías son, por tanto, modelos de representación del conocimiento independientes de cualquier representación particular de bases de datos, archivos, sistemas o cualquier otro medio de almacenamiento y gestión de datos. Empresas líderes como Amazon, Google, Facebook, Wal-Mart o Nike están desarrollando programas ontológicos basados en grafos de conocimiento, precisamente porque quieren disponer de una inteligencia artificialmente construida que sea explicable y cuyos resultados sean trazables, es decir de una IA que esté conectada con lo que comúnmente entendemos por “verdad”. Las máquinas y las personas necesitan conversar en un marco de “sentido común” y los grafos de conocimiento, que representan las entidades de un dominio de conocimiento representado ontológicamente, son el medio para ello.

Existe un interés creciente por las ontologías y los grafos de conocimiento en todos los sectores.

Cada vez con más frecuencia, las empresas y sectores con más visión de futuro, aquellos que comprenden la importancia del conocimiento, de su trazabilidad y por ende, de su confiabilidad, están desarrollando planes directores de IA que contienen en su núcleo la semántica. Este es el caso del turismo en España con el Modelo Ontológico Turismo-promovido desde SEGITTUR, que sienta las bases de un proyecto nacional de Inteligencia Turística. La palabra “infoestructura” es un neologismo que nos sirve para designar una infraestructura básica de información, que en el ámbito del conocimiento funcionaría como la red de puertos y carreteras en el de la logística o el transporte y distribución de mercancías o pasajeros. Atendiendo a esta analogía, el Modelo Ontológico Turismo-España puede ser considerado una Infoestructura Nacional de Conocimiento.

Disponer de una ontología, de un modelo ontológico, es la condición para construir máquinas y sistemas inteligentes que satisfagan las condiciones que el último informe de Gartner de 2022 denomina IA Compuesta, que es aquella que hibrida las tecnologías semánticas y los grafos de conocimiento, asegurando así la explicabilidad y trazabilidad de sus resultados, con tecnologías heurísticas y generativas, que permiten “humanizar” las relaciones entre las personas y las máquinas. El Modelo Ontológico Turismo-España, es, por lo tanto, la condición para construir soluciones de IA Compuesta en los destinos que satisfagan las condiciones de lo que podemos llamar la Vía Europea de la IA, fuertemente comprometida con la confiabilidad de los resultados. Las ontologías y grafos de conocimiento permiten dotar a los sistemas de Significado, Razonamiento y Aprendizaje (Meaning, Reasoning y Learning), las tres condiciones que debe satisfacer una IA Fuerte, Compuesta y Confiable.

El turismo son Conversaciones.

El turismo son conversaciones entre personas, pero también entre máquinas y personas.

Un territorio inteligente es aquel que es capaz de interpretar lo que pasa y de conversar proactivamente con los viajeros, antes, durante y después de su visita.

El turismo son conversaciones personales, pues cada viajero es diferente, desea cosas distintas y aspira a experiencias diferentes. El Modelo Ontológico Turismo-España es la condición para que los sistemas puedan hablar con todos, susurrar al oído de cada cual lo que necesitan saber en un momento y lugar precisos y aconsejar lo que resulte más adecuado, conviene hacer o tener en cuenta. En suma, es la condición para que las máquinas puedan en el futuro hablar con sentido, oportunidad y utilidad con cada persona que se acerca o vive en cualquier parte de España. El Modelo Ontológico Turismo-España permitirá que, la futura Plataforma Inteligente de Destinos de España (promovida por SEGITTUR) pueda habilitar las capacidades tecnológicas para ampliar, hacer más sostenible y útil para el turista, el modelo de explotación turística de nuestro país, para transformarlo digitalmente. Este “vocabulario” común favorecerá la interoperabilidad entre diferentes sistemas en el destino, entre los destinos y, finalmente, entre éstos y el nodo central de la plataforma inteligente de destinos. Para los Destinos Turísticos Inteligentes, este instrumento está llamado a ser uno de los aceleradores de su competitividad de mayor impacto ya que facilita que su propuesta de valor sea “comprendida” por las máquinas, lo que garantizará la entrega de servicios personalizados a los viajeros, la colaboración con otros destinos para la resolución de diferentes casos de uso turísticos, la activación de servicios enriquecidos mediante IA compuesta o la compartición de datos con operadores públicos y privados.

El Modelo Ontológico de Turismo-España no es solo un Modelo Conceptual de Referencia, sino una ontología operable por máquinas, que contiene todas las clases, atributos, relaciones, extensiones y casos de uso que puede desplegar el conjunto de la oferta turística española, así como los modos de interacción de las diferentes tipologías de viajeros. La expresión ‘ontología operable’ hace referencia al hecho de que el modelo ontológico ha sido ha sido escrito en un lenguaje técnico de programación interpretable por máquinas, OWL, Ontology Web Language, el lenguaje estándar definido por W3C para programar ontologías, lo que asegura que cada concepto se enmarque de una manera inequívoca y que sea legible tanto por humanos como por máquinas.

El Modelo Ontológico de Turismo-España

Cabe considerar algunos antecedentes de la Ontología de Turismo España. EL equipo de GNOSS desarrolló en el año 2013 y parte de 2014 el portal web institucional de turismo del Gobierno de La Rioja, con el impulso del entonces consejero de Educación, Cultura y Turismo y actual presidente de La Rioja, Gonzalo Capellán. “La Rioja Turismo” explota un Grafo de Conocimiento turístico en el que todos de los contenidos digitales referidos a lugares de interés, alojamientos, rutas, actividades, eventos, restaurantes, bodegas, etc., están representados utilizando una ontología escrita en RDF/OWL. La construcción del Grafo de Ontológico Semántico hibridó y extendió varias ontologías de dominio y vocabularios pre-existentes con el objetivo de generar un espacio digital donde la experiencia de recuperar información y, en general, conversar con la máquina resultara más sencilla, útil y práctica, y donde la experiencia web en general fuera más amigable y satisfactoria. Las ontologías que entonces se hibridaron fueron Harmonise, OnTour, Geonames, Rout, FRBR y rNews. En la actualidad, el Grafo de Conocimiento de “La Rioja Turismo” está formado por más de 7.000 contenidos digitales, 67.284 entidades, 472.361 relaciones y 675.368 triples. Las explotaciones más significativas del Grafo de Conocimiento están vinculadas a la existencia de un metabuscador, buscadores facetados para cada objeto de conocimiento, sistemas de información contextual y sistemas de visualización del Grafo mediante la combinación del mapa con geoposicionamiento semántico.

La Rioja Turismo fue lanzada en junio de 2014 y desde entonces funciona como el espacio de publicación turística de La Rioja. Actualmente, en España, sigue siendo la única plataforma de destino que trabaja de este modo inteligente y que posibilitaría, eventualmente, desplegar un espacio de servicios semánticos para todos los actores del sector. El Proyecto fue presentado en el 1st International Workshop on Knowledge Graphs on Travel and Tourism. Full-day Workshop at the 18th International Conference on Web Engineering (ICWE 2018).

Por otro lado, el CTN 178 o Comité Técnico de Normalización 178 de la Asociación Española de Normalización o UNE es un grupo de colaboración público-privado con más de 700 expertos que trabaja sobre ciudades inteligentes y que en España es el marco de referencia de normalización para tolo lo relacionado con procesos, tecnologías y operaciones de esa clase de ciudades. En el CTN178 de UNE, en 2018, se llevaron a término los trabajos de análisis, redacción y consenso del estándar UNE 178503, Semántica aplicada a los Destinos Turísticos Inteligentes, que puede considerarse un antecedente intelectual de la Ontología de Turismo-España. El documento resultante ofrecía al sector un primer vocabulario que permitía, y permite todavía, describir sus operaciones gracias a las definiciones, la taxonomía y una propuesta para el intercambio de datos basado en el formato JSON. La norma establecía las equivalencias entre el vocabulario propuesto y SCHEMA.ORG, lo que se consideraba que debía funcionar como guía para desarrolladores. En los tiempos del COVID-19, el GT7 encargado de la norma, publicó una actualización que contiene los términos y las pautas para operar la información crítica de los destinos en circunstancias extraordinarias, como fueron aquellas.

El diseño del Modelo Conceptual de Referencia del dominio del turismo tenía como objetivo definir un modelo semántico alineado con la Norma UNE 178503, que pueda emplearse como guía y base para la construcción de una Red de Ontologías que refleje digitalmente el contexto de consumo turístico. Para construir el Modelo Ontológico de Turismo-España, que operará al servicio de la futura Plataforma Inteligente de Destino (PID) promovida por SEGITTUR, se ha realizado con carácter previo un ‘Modelo Conceptual de Referencia Semántico de Turismo’.

La definición del modelo consideró como punto de partida los subdominios de Oferta, Turista, y Destino, conectando todo ello con los conceptos de interacción del turista y atendiendo al ciclo del viaje (antes, durante y después).

Sobre esa base, la ontología comprende 305 clases, 433 propiedades y 103 listas de términos en los subdominios definidos y ya mencionados de oferta, turista, destino. De las 305 clases, 13 de ellas (Alojamiento, Guía turístico, Instalación turística o vinculada, Intermediario turístico, Negocio local, Organización de eventos, Restauración, Transporte de pasajeros, Destino turístico, Infraestructura de transporte, Recurso de interés turístico, Servicio público y Persona) se han definido como ‘clases principales’ desde el punto de vista del negocio. Se trata, como puede verse, de un modelo diseñado con un alto nivel de ambición desde el punto de vista de la expresividad de la representación de lo que hace o puede llegar a hacer el sector.

En suma, la Ontología de Turismo-España pretende constituirse como un estándar vivo, altamente expresivo, evolucionable y extensible, que posibilite a los distintos agentes del mercado turístico hablar entre sí: las personas con las máquinas, las máquinas con las personas y las máquinas entre sí. Dicho de otro modo, hará posible que las personas conversen con los destinos y los destinos con aquéllas.

El Modelo contribuirá de ese modo a construir nuevas experiencias para los viajeros en el destino, a acelerar la transformación de los procesos que conjuntamente contribuyen a construir la oferta turística y a abrir el sector a nuevos negocios digitales o, lo que es lo mismo, el modelo contribuirá de manera capital a la transformación digital del turismo en España.

Finalmente, el modelo está llamado a ser el elemento central de interoperabilidad semántica del conjunto de destinos que componen la oferta agregada del destino España, lo que posibilitará su unificación desde el punto de vista de los datos. Sobre esa realidad unificada desde el punto de vista de los datos será posible en el futuro generar toda clase de relatos o narraciones turísticas transversales que contribuyan a facilitar la deslocalización y desestacionalización del consumo turístico, un objetivo estratégico que contribuiría a moderar la saturación de las zonas turísticas más utilizadas, así como a dar valor a otras actualmente vaciadas de casi cualquier actividad económica.

Elliot Cloud

Hablamos de tecnología, turismo y destinos

¿Quieres conocer
nuestra solución?