"Principales directrices del PERTE de digitalización de regadíos"

Teresa Maestro, jefa de Sección Técnica del Área de Información Hidrológica de la Subdirección General de Protección de las Aguas y Gestión de Riesgos.

Logo-DGA

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) promueve desde el año 2018 la sostenibilidad ambiental a través del PERTE de digitalización de regadíos para abordar los desafíos demográficos existentes en España. La creación del MITECO refleja la importancia que desde el Gobierno español se otorga a la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, así como a los retos relacionados con la despoblación y la distribución demográfica en el país. 

Desde este Ministerio se están impulsando los Proyectos Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) que buscan impulsar la recuperación económica del país y promover la transición hacia un modelo sostenible y respetuoso con el medio ambiente.  

En primer lugar, ¿Cuál es el principal objetivo que persigue la Subdirección General de Protección de las Aguas y Gestión de Riesgos?

El objetivo principal de nuestra Subdirección es la protección de las aguas, tanto desde el punto de vista de su cantidad como de su calidad. Por ello se coordinan medidas relativas a la vigilancia, el seguimiento y el control del estado de las masas de agua tanto superficiales como subterráneas, información hidrológica, caudales ecológicos, restauración de ríos, gestión de riesgos de inundación. También se fomentan medidas para combatir y controlar la contaminación puntual y difusa en coordinación con otras administraciones competentes y se gestionan las autorizaciones de vertido al Dominio Público Hidráulico que sean competencia del Ministerio.  

¿Cómo definiría el estado actual de los regadíos en España?

El regadío es uno de los pilares del desarrollo rural, que contribuye a la seguridad alimentaria. Actualmente, la gestión de los regadíos es coordinada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, integrando una gestión inteligente, sostenible e integradora.  

Si bien el regadío español presenta un alto grado de tecnificación, queda mucho margen de mejora y un aumento en la digitalización del sector contribuirá hacia la implementación de estrategias de modernización que permitan transitar hacia una agricultura más inteligente, precisa y sostenible que optimice los procesos de producción, colaborando en la puesta en marcha de la conocida como Agricultura 4.0.  

¿Qué medidas se están tomando desde la Subdirección General de Protección de las Aguas y Gestión de Riesgos para garantizar la sostenibilidad y eficiencia energética en la digitalización de los regadíos? 

La medida estrella que se está tomando desde la Subdirección es el impulso del PERTE de Digitalización del ciclo del agua, en cuyo marco se va a publicar la convocatoria de ayudas para la elaboración de proyectos de digitalización de comunidades de usuarios de agua para regadío, que se prevé en julio de 2023. 

¿Cuáles son las principales directrices del PERTE de digitalización de regadíos?

Las ayudas, que se otorgarán en concurrencia competitiva, irán destinadas a aquellos proyectos que contribuyan a alcanzar alguno o varios de los siguientes objetivos:

  • Mejoras en el conocimiento de los usos del agua en el regadío y de la transparencia en la gestión administrativa del agua. 
  • Mejoras en el conocimiento de las pérdidas de agua en las explotaciones de regadío.
  • Mejoras en el empleo del agua en las explotaciones de regadío. 
  • Mejoras en el empleo de fertilizantes y plaguicidas. 
  • Mejoras en la eficiencia energética en las explotaciones de regadío y, en general, en la productividad de estas. 

Podrán solicitar las ayudas las comunidades de usuarios de agua cuyo uso principal sea el regadío constituidas de acuerdo con el Texto Refundido de la Ley de Aguas: comunidades de regantes, comunidades de usuarios de aguas subterráneas, comunidades generales, juntas centrales de usuarios o agrupaciones de las anteriores que cumplan todos los requisitos contemplados en las bases reguladoras y en la convocatoria de las ayudas. 

Los proyectos de digitalización del Regadío se deberán componer de una o varias componentes digitales del siguiente catálogo, algunas de las cuales serán de carácter obligatorio: 

  • Solución digital A. Creación de una aplicación para la tramitación electrónica y de un portal web. 
  • Solución digital B. Creación de inventarios y servicios web de sistemas de información geográfica e identificación catastral del parcelario agrícola y red de riego.
  • Solución digital C. Mejoras tecnológicas y digitalización de los sistemas de control del volumen de agua realmente utilizado.
  • Solución digital D. Monitorización del contenido del agua en el suelo para optimización del riego.
  • Solución digital E. Monitorización de la calidad del agua en los retornos de regadío a cauces superficiales.
  • Solución digital F. Monitorización de los lixiviados a las aguas subterráneas.
  • Solución digital G. Apoyo al telecontrol, monitorización y apoyo a la fertiirrigación y mejora de la eficiencia energética. 

Además, habrá reservas de crédito para aquellos proyectos que se abastezcan de masas de agua en estado peor que bueno según los planes hidrológicos de cuenca vigentes. 

¿Qué retos cree que pueden surgir en la implementación de estas directrices?

Con estas ayudas, se va a facilitar el cumplimiento de la legislación vigente en materia de aguas (medición de volumen de agua captado y retornado al Dominio Público Hidráulico). Lo que contribuye a la protección de las aguas. Pero además estas ayudas se han diseñado para que sean atractivas a las comunidades de usuarios con otras muchas actuaciones que pueden contribuir a una mejora en la gestión de ellas.  

El principal reto es que las comunidades de usuarios de agua para regadío soliciten estas ayudas, porque el objetivo principal es poder repartir el presupuesto y que se beneficie tanto a la agricultura de regadío como a la protección de las aguas. 

¿Qué ventajas ofrece el PERTE de digitalización de regadíos? 

El PERTE de digitalización de regadíos representa un importante impulso a la digitalización de las comunidades de usuarios de agua para el regadío.

Se promoverá la adquisición y gestión de datos a nivel de comunidad de usuarios, para ayudar a la toma de decisiones. Todo ello fomentará una agricultura más eficiente en el uso de recursos, tanto recursos hídricos como fertilizantes y plaguicidas, lo que repercutirá positivamente sobre la rentabilidad de las explotaciones y sobre el medio ambiente. Las ayudas pueden alcanzar el 100% del gasto hasta unos límites, con la condición de que se mantengan las instalaciones durante 5 años posteriores a la finalización del proyecto. 

Por tanto, ¿considera que la gestión de los datos puede contribuir a la modernización de los regadíos? ¿Por qué?

La gestión de datos es fundamental, ya que dan información precisa de las necesidades de la planta, para poder llevar a cabo una agricultura más inteligente e innovadora. 

Además, el control del uso del agua puede contribuir a lograr una mayor eficiencia en su uso, para alcanzar mejores rendimientos con los recursos escasos de que disponemos. 

Por último, ¿podría destacar algún proyecto concreto que se ha llevado a cabo en los últimos años y que ha contribuido a la mejora de los sistemas de regadío y, por tanto, a la optimización del agua?

En nuestra Subdirección, los proyectos en el marco del PERTE de digitalización de regadío serán los primeros que contribuyan a la mejora de los sistemas de regadío. 

Elliot Cloud

Las caras del agua

¿Quieres conocer
nuestra solución?

mockup-portada-final
mockup-portada-final

El desarrollo de plataformas tecnológicas y sistemas de inteligencia aplicados al turismo, son una pieza fundamental para la mejora en la gestión de destinos y en la experiencia de los visitantes. Además, de esta forma, se logra alinear las estrategias de las diferentes regiones turísticas.