“Las tecnologías digitales permiten optimizar el uso del agua y la energía a través de una monitorización en tiempo real y un control más preciso de los sistemas de riego, tratamiento y distribución”

Rafael Prieto, CEO y fundador de H2 de Solar Energy

H2SOLAR

Rafael Prieto, CEO y fundador de H2 Solar Energy, cuenta con experiencia en finanzas, comercialización, marketing y gestión estratégica en la dirección de unidades de negocio en Europa y LATAM, así como en marketing a nivel mundial en el sector privado.  

Actualmente dirige H2 Solar Energy, empresa centrada en el desarrollo de soluciones energéticas renovables en autoconsumo, fundamentalmente orientada al sector agrícola de regadío mediante el diseño, construcción y operación de plantas fotovoltaicas flotantes en las láminas de agua de balsas de riego. 

¿Qué significa para Rafael Prieto la digitalización?

La digitalización de un sector es básicamente introducir tecnología digital en sus procesos y actividades para mejorar su eficiencia y productividad. 

Al digitalizar un sector, las empresas y las personas pueden trabajar de manera más eficiente, competir mejor y ofrecer mejores servicios a sus clientes. Esto implica cambiar la forma en que trabajamos, cómo nos organizamos y cómo hacemos negocios.  

La digitalización implica la adopción de herramientas como el análisis de datos, la inteligencia artificial, el internet de las cosas, la nube y las redes de comunicación avanzadas. Realizar esta actividad en un sector, también conlleva cambios en la forma de trabajar, la organización interna, el modelo de negocio, y la colaboración entre las empresas y sus socios. 

El proceso de digitalización está ocurriendo en casi todos los sectores, como la industria, la agricultura, la educación, la salud, el transporte y los servicios financieros, lo que genera nuevas oportunidades y desafíos para todos. 

¿En qué medida crees que se debe marcar una diferencia?, ¿Qué precisa este sector en términos de digitalización y eficiencia energética e hídrica?

La digitalización y la eficiencia energética e hídrica son aspectos críticos para el tránsito del sector del agua a un sector de los llamados 4.0, ya que pueden ayudar a abordar desafíos como el cambio climático, la creciente demanda de agua y la preservación de los recursos naturales. 

Algunas áreas clave en las que la digitalización y la eficiencia pueden marcar una diferencia en el sector del agua podrían ser la monitorización y control en tiempo real. La implementación de sensores y sistemas de monitoreo en tiempo real permite recopilar información precisa sobre el uso y la calidad del agua, tanto en sus procesos de potabilización, distribución, depuración y reutilización. Esto puede ayudar a las empresas y a las autoridades a identificar posibles problemas, optimizar el uso del agua y tomar decisiones basadas en datos.  

Otro aspecto fundamental es la reducción del Agua No Contabilizada. La digitalización puede ayudar a detectar fugas, reducir fraudes y prevenir pérdidas de agua en sistemas de distribución. El uso de tecnologías como el análisis de datos y la inteligencia artificial puede mejorar la eficiencia en la identificación y reparación de fugas. 

La digitalización en el sector del agua también puede mejorar la eficiencia energética en la operación de plantas de tratamiento y bombeo de agua. La optimización de los procesos y el uso de tecnologías más eficientes pueden reducir el consumo de energía y, en consecuencia, disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Por otro lado, en materia de gestión de la demanda, la digitalización permite un mejor control y gestión de la demanda de agua, tanto en el ámbito residencial como industrial o agrícola. La adopción de tecnologías inteligentes y la concienciación de los consumidores sobre el uso responsable del agua pueden ayudar a reducir el consumo y garantizar la disponibilidad de recursos hídricos para las generaciones futuras. La creación de gemelos digitales en las plantas de tratamiento (potabilización o depuración) y en instalaciones industriales o agrícolas permitirán un avance significativo en la gestión de los recursos hídricos. 

La incorporación, en las operaciones del sector del agua, de fuentes de energía renovable, como la solar, en particular la fotovoltaica flotante, aprovechando las grandes láminas de agua de los embalses y balsas de riego, o la eólica orientada a la reducción de los altos costes energéticos de las desaladoras, puede aumentar la sostenibilidad y reducir la dependencia de los combustibles fósiles. No olvidemos en el sector del agua la generación de biogás, neutral en términos de CO2, derivada de los procesos de depuración de las aguas y su incorporación a los procesos de generación eléctrica y calor.  

En resumen, desde H2 Solar Energy, pensamos que la digitalización y la eficiencia energética e hídrica son fundamentales para garantizar un uso sostenible y responsable de los recursos hídricos. El sector del agua debe adoptar estas tecnologías y enfoques para enfrentar los desafíos actuales y futuros. 

Con tu vasta experiencia en este sector, ¿cómo ves el estado actual de la digitalización del agua en España (especialmente en regadíos)?

España ha estado avanzando en la digitalización del sector del agua, incluyendo el regadío, en los últimos años. La combinación de una creciente conciencia sobre la importancia de la eficiencia hídrica y la disponibilidad de tecnologías digitales ha impulsado la adopción de soluciones innovadoras. Algunos avances en la digitalización del agua en el ámbito de los regadíos en España incluyen: 

  • Agricultura de precisión: Se han implementado tecnologías como sensores de humedad del suelo, estaciones meteorológicas y sistemas de teledetección para monitorizar las condiciones ambientales y las necesidades de las plantas. Esto permite a los agricultores tomar decisiones sobre el riego y mejorar la eficiencia en el uso del agua. 
  • Sistemas de riego inteligente: La adopción de sistemas de riego sectorizados, automatizados y controlados a distancia ha aumentado en España. Estos sistemas permiten un riego más eficiente y preciso, adaptándose a las condiciones del suelo y las necesidades de las plantas y reduciendo al mínimo las fugas, lo que reduce el desperdicio de agua. 
  • Uso de datos y análisis: La recopilación y análisis de datos sobre el consumo de agua, la salud de los cultivos y las condiciones meteorológicas se ha vuelto más común en España. Esto ayuda a los agricultores a optimizar sus prácticas de riego. 
  • Colaboración y coordinación: La digitalización también ha facilitado la colaboración y la coordinación entre agricultores, comunidades de regantes, empresas y organismos gubernamentales. Plataformas digitales y aplicaciones móviles permiten compartir información, conocimientos y buenas prácticas en la gestión del agua. 

A pesar de estos avances, aún hay margen de mejora en la digitalización del agua en España, especialmente en regadíos.

La falta de inversión, la resistencia al cambio y las barreras normativas pueden ralentizar el proceso. Sin embargo, la creciente conciencia sobre la importancia de la eficiencia hídrica y un mayor apoyo gubernamental, como los fondos de la Unión Europea, pueden impulsar la adopción de tecnologías y soluciones digitales en el sector del agua y el regadío en España. 

¿Cómo ha sido esta digitalización? ¿Es homogénea? ¿Dónde y por qué hay diferencias en el sector?

En H2 Solar Energy, somos conscientes de que la digitalización en el sector del agua, presenta variaciones notables en función de diversos factores, como el nivel de desarrollo económico, la infraestructura existente, las políticas gubernamentales, la concienciación y educación, y las condiciones geográficas y climáticas. Estas diferencias influyen en la adopción y aplicación de tecnologías digitales en el sector del agua a nivel mundial. Es crucial reconocer y abordar estas diferencias para garantizar que todos los países y regiones se beneficien de las oportunidades y ventajas que ofrece la digitalización en este sector. 

Algunos de los países más avanzados en la digitalización del sector del agua son, en primer lugar; Israel, con sus innovaciones en tecnologías de riego eficientes, desalinización y reutilización de aguas residuales, es un líder mundial en la gestión y conservación del agua. La digitalización y la adopción de tecnologías de vanguardia han sido fundamentales para abordar los desafíos hídricos en este país árido. 

En los Países Bajos, conocidos por sus avanzados sistemas de gestión del agua y sus esfuerzos en la lucha contra las inundaciones, se han adoptado tecnologías digitales en áreas como la monitorización del agua, el tratamiento y la distribución. Las políticas gubernamentales y la colaboración entre el sector público y privado han impulsado la innovación en el sector del agua. 

Por último, me gustaría destacar a Singapur, que ha realizado avances significativos en la digitalización del sector del agua a través de iniciativas como la gestión inteligente del agua, las plantas fotovoltaicas flotantes o la reutilización de aguas residuales. La inversión en investigación y desarrollo y la promoción de soluciones tecnológicas han sido fundamentales en el éxito de Singapur en la gestión del agua. 

¿Cuáles han sido las fases o hitos de la digitalización del sector? ¿Por qué se han ido sucediendo?

Se inició involucrando la automatización de procesos y la adopción de sistemas de información para gestionar datos relacionados con el agua. Implementando sistemas de control automatizado y la utilización de software de gestión de datos para monitorizar y controlar los sistemas de agua. 

Con el avance de la tecnología y la aparición de los sensores, el sector del agua comenzó a adoptar sistemas de monitoreo remoto y en tiempo real para medir parámetros como el caudal, la calidad del agua y la presión en las redes de distribución. La telemetría permitió la transmisión de datos desde los sensores a las estaciones de control, lo que mejoró la eficiencia en la toma de decisiones y la gestión de recursos hídricos. 

Ya más cercano, la adopción de tecnologías IoT y la mejora de la conectividad permitieron una mayor integración y comunicación entre dispositivos y sistemas en el sector del agua. Esto facilitó la recopilación, el análisis y el intercambio de datos en tiempo real, lo que llevó a una gestión más eficiente y proactiva del agua. 

Con la creciente disponibilidad de datos y la evolución de las tecnologías de análisis de datos e inteligencia artificial, el sector del agua ha comenzado a utilizar estas herramientas para mejorar la toma de decisiones, la predicción de eventos y la optimización de procesos. La IA y el aprendizaje automático permiten desarrollar “gemelos digitales” para predecir la demanda de agua, detectar fugas y mejorar la calidad del agua y la eficiencia en el uso de recursos hídricos. 

En H2 Solar Energy pensamos que la digitalización del sector del agua seguirá evolucionando en el futuro, a medida que surjan nuevas tecnologías y enfoques para mejorar la gestión y conservación de los recursos hídricos. 

¿Cuáles son los mayores beneficios de la digitalización?

Entre los beneficios más significativos de la digitalización destaca la eficiencia en el uso del agua y la energía.

Las tecnologías digitales permiten optimizar el uso del agua y la energía a través de una monitorización en tiempo real y un control más preciso de los sistemas de riego, tratamiento y distribución. 

La detección y prevención de fugas mediante la monitorización en tiempo real y la implementación de sensores permiten detectar y prevenir fugas en las redes de distribución de agua, reduciendo las pérdidas y mejorando la eficiencia del sistema. 

La mejora en la calidad del agua. La digitalización facilita la monitorización de la calidad del agua y permite tomar decisiones en tiempo real sobre el tratamiento y la distribución, garantizando un suministro de agua seguro y de calidad para los consumidores. 

La adopción de tecnologías digitales puede llevar a una reducción en los costos de operación y mantenimiento, ya que permite una gestión más eficiente y la optimización de procesos. A su vez, la resiliencia ante el cambio climático, en la que la digitalización ayuda a enfrentar desafíos como la sequía, las inundaciones y la escasez de agua, ya que permite una mejor planificación, predicción y gestión de los recursos hídricos. 

Por último, la disponibilidad de datos en tiempo real y el análisis de datos permiten tomar decisiones informadas y basadas en evidencia, lo que mejora la gestión del agua y la satisfacción de los usuarios. 

¿Qué dificultades hay para el progreso en dicho sentido?

También hay dificultades en el camino hacia una mayor digitalización en el sector del agua. Desde H2 Solar Energy, sabemos que abordar los siguientes desafíos será crucial para garantizar un progreso continuo en la digitalización del sector del agua y aprovechar al máximo los beneficios que estas tecnologías pueden ofrecer. 

La implementación de tecnologías digitales puede requerir una inversión significativa en infraestructura y equipamiento, lo que puede ser un desafío, especialmente para países en desarrollo o regiones con recursos limitados. 

La brecha digital y las desigualdades en el acceso a tecnologías digitales pueden dificultar la adopción y el aprovechamiento de las soluciones digitales en el sector del agua, especialmente en áreas rurales o desfavorecidas. 

La implementación exitosa de tecnologías digitales requiere capacitación y educación adecuadas para garantizar que los empleados y los usuarios finales comprendan y utilicen correctamente las soluciones digitales. Además, la falta de interoperabilidad entre diferentes sistemas y dispositivos puede dificultar la adopción de tecnologías digitales y limitar la capacidad de las organizaciones para compartir datos y colaborar. 

¿De qué manera pueden apoyar las instituciones esta digitalización? ¿Crees que podrían mejorar?

Las instituciones, tanto gubernamentales como no gubernamentales, pueden desempeñar un papel fundamental en la promoción y apoyo a la digitalización del sector del agua. Algunas formas en que las instituciones pueden apoyar este proceso son las políticas y regulaciones que fomenten la adopción de tecnologías digitales en el sector del agua, incluyendo incentivos fiscales, financiación y programas de subvenciones para proyectos de investigación y desarrollo. 

Debemos invertir en la mejora y modernización de la infraestructura del agua, pero también de las telecomunicaciones, sobre todo en el medio rural, y las energías renovables. Así cómo en investigación y desarrollo, fomentando la colaboración entre el mundo académico, la industria y los organismos gubernamentales. Así como la colaboración y cooperación entre diferentes actores del sector del agua, incluidos los usuarios finales, las empresas de servicios públicos, las organizaciones no gubernamentales y las empresas privadas, para compartir conocimientos y mejores prácticas en digitalización. 

¿Qué prevé en el futuro de la digitalización del ciclo del agua?

Es probable que veamos un mayor desarrollo e implementación de tecnologías avanzadas, como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático, la computación en la nube y el Internet de las cosas. Estas tecnologías permitirán una gestión más eficiente y sostenible de los recursos hídricos, así como una mayor resiliencia ante el cambio climático y otros desafíos globales. Además, desde H2 Solar Energy, se espera que la digitalización fomente la transparencia y la participación de los usuarios finales en la gestión del agua, permitiendo una mayor concienciación y responsabilidad en el uso de los recursos hídricos. 

Elliot Cloud

Las caras del agua

¿Quieres conocer
nuestra solución?

mockup-portada-final
Portada-monografico

El desarrollo de plataformas tecnológicas y sistemas de inteligencia aplicados al turismo, son una pieza fundamental para la mejora en la gestión de destinos y en la experiencia de los visitantes. Además, de esta forma, se logra alinear las estrategias de las diferentes regiones turísticas.