"Las empresas especializadas en colaboración con las administraciones son el mejor tándem para gestionar el abastecimiento y el saneamiento de agua”

Domingo Zarzo, Technical and Innovation Manager at Sacyr AGU

Logo-SacyrAgua
Sacyr Agua

Domingo Zarzo Martínez, director técnico y de I+D+i de Sacyr Agua, acumula en su carrera profesional más de treinta y cuatro años de experiencia dedicados al sector del agua. Ha participado y dirigido más de setenta proyectos en materia de desalación que han supuesto para el sector del ciclo del agua más de 15 millones de m3 por día en instalaciones construidas.

Con más de quince años de experiencia, Sacyr Agua realiza la gestión del ciclo integral del agua y la operación de infraestructuras de tratamiento y transporte de agua en más de cien plantas de tratamiento a nivel nacional e internacional.

ENTREVISTA

¿Cuáles son las principales tecnologías que se están utilizando y que marcarán el futuro de la gestión sostenible del ciclo integral del agua?

La tendencia es claramente avanzar hacia el incremento de la sostenibilidad de todas las actividades; la reducción de la huella hídrica y de CO2, la recuperación de componentes, reutilización y todo lo relacionado con la economía circular, el incremento de la eficiencia energética y el uso de energías renovables y, por supuesto, la transformación digital, que complementa las herramientas para conseguir estos objetivos de sostenibilidad.

¿Qué objetivos se han marcado en el departamento de Innovación y Proyectos Estratégicos de Sacyr Agua?

Nuestro departamento pretende desarrollar o encontrar en el ecosistema de innovación -tanto interno y externo- soluciones a los problemas de nuestros clientes y contratos, así como los retos que plantea el futuro de la gestión del agua y de su escasez. Desde el departamento desarrollamos todas las iniciativas de innovación dentro de la empresa, pero también damos soporte técnico en aquellos proyectos que por su tamaño, magnitud, cliente o país, son estratégicos para Sacyr Agua.

¿Qué papel juega la tecnología en la consecución de ellos?

La tecnología es la herramienta necesaria para conseguir los objetivos de eficiencia y sostenibilidad y un acelerador de las tecnologías y procesos aplicados. En España estamos avanzando rápidamente en el desarrollo tecnológico y la transformación digital y la inyección de fondos europeos Next Generation en convocatorias tales como el PERTE de Digitalización de Agua van a ayudar a empresas y administraciones a avanzar más rápidamente hacia su transformación digital.

“La inyección de fondos europeos Next Generation van a ayudar a empresas y administraciones a avanzar más rápidamente hacia su transformación digital”

En Sacyr Agua, trabajan sobre el concepto Water Positive. ¿En qué consiste?

Water Positive surge como una idea de incrementar la eficiencia en el uso de recursos hídricos en la industria. En la actualidad, se está trabajando en su desarrollo en un grupo de trabajo dentro de IDA (International Desalination Association), en el que participo, y en el que queremos establecer las bases para su determinación, certificación y quizá en el futuro el establecimiento de un mercado de derechos de agua – similar al de los bonos de CO2 – que permita a empresas que consumen mucha agua compensar ese consumo con producción de agua en otras zonas o industrias más necesitadas.

Desde Sacyr nos hemos unido desde el inicio al grupo de trabajo y además a nivel corporación certificamos el año pasado nuestra huella hídrica mediante la ISO 14046 para todas las actividades de Sacyr en todos los países donde operamos. Ha sido un trabajo muy intenso dadas las características de tamaño y diversidad de la empresa, la dificultad de calcular el consumo de agua directo e indirecto mediante varios sistemas que analizan también aspectos de impacto ambiental, etc. Y decir que, gracias a las actividades de desalación y reutilización de Sacyr Agua, todo el grupo Sacyr es positivo en generación de agua, ¡es Water Positive!.

“No hay marcha atrás para la transformación digital del sector del agua. El uso de las nuevas tecnologías incrementa la eficiencia en la gestión de las infraestructuras hídricas, reduce costes e incrementa la sostenibilidad ambiental”

Uno de sus pilares de actuación en la compañía es la desalación del agua. ¿Cuál es la situación en España?

A nivel mundial existen unas 20.000 desaladoras que producen unos 100 millones de m3 de agua desalada al día. Los mayores productores, como podría esperarse, son los países del Golfo Pérsico, con Arabia Saudí a la cabeza.

España, desde el desarrollo del programa ‘Agua’, es el quinto país a nivel mundial en desalación en capacidad instalada, con unos 5 millones de m3 de agua desalada al día, lo que podría abastecer de agua a una población de unos 30 millones de habitantes y supone en la actualidad el 9% del agua potable suministrada en el país, aunque haya algunas islas donde los porcentajes pueden llegar casi al 100%. Cabe destacar asimismo la fortaleza de nuestra industria, no solo dentro de España. De las 20 empresas más grandes en desalación a nivel mundial, 8 son españolas.

En la actualidad no se espera el desarrollo de nuevas grandes desaladoras, pero si hay prevista la ampliación de algunas desaladoras de Acuamed, como Águilas y Torrevieja, y la implementación de energías renovables para su alimentación eléctrica y reducción de la huella de CO2.

Por tanto, según su experiencia en varios de desalación, ¿qué barreras encuentra el sector actualmente?

Los grandes proyectos de desalación se encuentran con barreras de todo tipo: financieras, riesgos en determinados países, riesgos de construcción, legislativos, medioambientales, etc. Aunque quizá el mayor reto actual sea el de modificar la negativa percepción social y de algunas administraciones sobre la desalación, basada en prejuicios y opiniones sin fundamento científico o técnico. Los tres típicos argumentos negativos en contra de la desalación son: el agua es muy cara, el consumo de energía es muy alto o que se perjudica al medio ambiente. Todas ellas son meras opiniones que no están basadas en la realidad.

En este sentido, me gustaría exponer alguna cifra que nos dan una idea sobre estos prejuicios. Por ejemplo, el precio del agua desalada incluida amortización es de aproximadamente 1 euro/m3, lo que equivale a 0,001 euros por cada litro; el agua embotellada se paga a 500-1.000 euros/m3; el consumo energético de una desaladora de agua de mar es aproximadamente 3 Kw-h/m3. También, la energía necesaria para desalar el agua para una familia de cuatro miembros en un año es igual al consumo de su refrigerador y que la asociación de embotelladores de agua declara en su página web un consumo de 35 Kw-h/m3 en sus actividades.

Cuando se hace correctamente el vertido de salmuera, mediante difusores y dilución previa, a muy pocos metros del punto de vertido no hay diferencias en salinidad. Y, la mal llamada salmuera no es sino agua de mar concentrada, sin otros componentes químicos ni tóxicos.

¿Qué sectores de la innovación faltan por desarrollar para seguir avanzando en la digitalización de la gestión del ciclo integral del agua?

Ha habido muchos esfuerzos en el sector del agua para incrementarla digitalización de la gestión de los recursos hídricos, y si bien las instalaciones de tratamiento, como las desaladoras, depuradoras y potabilizadoras suelen ser instalaciones muy sensorizadas, con sistemas de control complejos y recopilación de datos, todavía queda mucho por hacer en el ciclo del agua en cuanto a sensorización, smart metering, modelos predictivos de consumos y demandas, plataformas y apps de interacción con el ciudadano, etc.

Y si en al abastecimiento queda mucho por hacer, aún falta mucho más en el caso de las redes de saneamiento. En ambos casos – en plantas y redes-, hay una cantidad ingente de información, pero hay que recorrer un largo camino en la gestión del dato y la aplicación de la inteligencia y el machine learning para obtener todo el potencial de esa información.

“España es el quinto país a nivel mundial en desalación en capacidad instalada lo que podría abastecer de agua a una población de unos 30 millones de habitantes”

Sacyr Agua y Elliot Cloud desarrollaron el proyecto SOS Agua, ¿cómo ha contribuido la iniciativa a mejorar la gestión de los recursos hídricos?

SOS Agua XXI es un ambicioso proyecto que cuenta con un consorcio formado por ocho empresas y seis grupos de investigación de universidades cuyo objeto es desarrollar la agricultura del siglo XXI, eficiente en el uso de los recursos hídricos y la energía. El proyecto lleva algo más de un año de desarrollo e incluye 35 subtareas relacionadas con el uso de recursos no convencionales, la calidad del agua para riego, la recuperación de nutrientes y otros compuestos de interés de drenajes agrícolas y salmueras de desaladoras, modelos predictivos de consumos de agua y energía, efecto de eventos climatológicos extremos sobre las infraestructuras, un estudio económico y ambiental de las soluciones. Todo ello con un alto componente tecnológico como el uso de drones aéreos y submarinos, desarrollo de gemelos digitales, plataformas de gestión de datos, etc.

¿Faltan proyectos destinados a combatir el impacto del cambio climático y satisfacer las necesidades hídricas de la agricultura?

Desde luego. Cualquier proyecto que incida en el incremento de la sostenibilidad, la mitigación de los efectos del cambio climático y la eficiencia, y en el uso de los recursos hídricos, como es el proyecto SOS Agua XXI, donde participan Sacyr Agua y Elliot Cloud, es muy necesario, dado que estamos hablando de cosas tan importantes como alimentación, salud, sostenibilidad y cambio climático y la agricultura es, con mucha diferencia, la actividad que mayor consumo de agua tiene a nivel mundial.

Y como ya se ha comentado, el uso de las nuevas tecnologías va a hacer que todos los avances técnicos y de procesos, se vean muy acelerados en su aplicación y en el incremento de su eficiencia, por lo que los proyectos que incluyen nuevas tecnologías y transformación digital son fundamentales.

“El concepto Water Positive surge como idea para incrementar la eficiencia en el uso de recursos hídricos en la industria”

¿Qué relevancia considera que tiene la colaboración público-privada para el crecimiento y desarrollo de la digitalización del ciclo del agua?

La colaboración público-privada es imprescindible en la gestión del ciclo del agua. Las empresas especializadas, en colaboración con las administraciones, que no son especialistas en agua, pero deben dar un servicio de calidad al ciudadano, son el mejor tándem para gestionar el abastecimiento y el saneamiento.

Concretamente, en el caso de la digitalización así se ha entendido en el caso del PERTE de digitalización, donde las bases de la convocatoria animan a que sea la iniciativa privada la que lidere las propuestas, por su mayor flexibilidad y conocimiento del mercado y las tecnologías, con la necesaria autorización de los titulares de las instalaciones y redes, que son las administraciones.

¿Cuál es el escenario que se vislumbra para el sector del agua en materia de digitalización y sostenibilidad en los próximos años?

No hay marcha atrás para la transformación digital del sector. El uso de las nuevas tecnologías incrementa la eficiencia en la gestión de las infraestructuras hídricas, reduce costes e incrementa la sostenibilidad ambiental.

En el caso de la sostenibilidad, aparte del incremento de eficiencia energética, reducción de consumos y uso de energías renovables, hay un creciente interés por conceptos como la huella hídrica, incluso en sectores totalmente ajenos al agua, como en las empresas tecnológicas.

admin

Las caras del agua

¿Quieres conocer
nuestra solución?

mockup-portada-final
mockup-portada-final

El desarrollo de plataformas tecnológicas y sistemas de inteligencia aplicados al turismo, son una pieza fundamental para la mejora en la gestión de destinos y en la experiencia de los visitantes. Además, de esta forma, se logra alinear las estrategias de las diferentes regiones turísticas.