Conclusiones tercer monográfico del agua

Un problema que nos atañe a todos

La situación actual requiere de una respuesta urgente, un enfoque integral y colaborativo. El cambio climático y sus impactos demandan de acciones colectivas para superar los retos demográficos. La gestión sostenible de los recursos hídricos es crucial para atender las necesidades alimentarias de forma segura y promover el desarrollo sostenible.

Con la digitalización de los regadíos se consigue aumentar el nivel de vida y el bienestar de las personas contribuyendo a la mejora de la salud y acceso al agua y energía.

El aumento de la esperanza de vida y el desabastecimiento, sumados al problema de sequía actual, hacen necesaria la actuación en esta área, donde la tecnología y digitalización actuarán logrando soluciones muy satisfactorias

La aplicación de tecnología al regadío como respuesta al cambio climático

El regadío español se ha convertido en un modelo sostenible y moderno que es fundamental para el futuro del sector agroalimentario del país. Ha logrado aumentar la productividad agrícola, mejorar la renta de los agricultores y aumentar las tasas de empleo del sector. En vista de la escasez de recursos hídricos y el cambio climático, se necesita una gestión del agua más moderna y eficiente, utilizando técnicas como la reutilización y el tratamiento de aguas, el uso de energías renovables y la digitalización.

Se reconoce la fortaleza del sector agrotech y de las PYMEs y startups españolas, que proporcionan soluciones innovadoras y generan valor añadido en el campo de los regadíos.

Actualmente se está estableciendo un centro de innovación digital para abordar temas relacionados con la tecnología de regadíos y la eficiencia del agua. El objetivo general es promover un regadío más eficiente, digital e innovador que se adapte al cambio climático y fomente la generación de riqueza en el medio rural.

Beneficios al alcance con la modernización de regadíos

Las actuaciones para la modernización de regadíos reducen el consumo de agua en la agricultura, logran la producción sostenible y competitiva de alimentos y mejoran la eficiencia energética. Gestionar digitalmente los recursos hídricos en la agricultura del siglo XXI previene la erosión del suelo, consume CO2 y contribuye a la preservación de la biodiversidad. Además, multiplica la productividad agrícola, ahorra energía y supone un uso eficiente del agua, con prácticas más sostenibles.

Modernizar las infraestructuras e incorporar sistemas de riego, permiten controlar y gestionar adecuadamente tanto los recursos como el desarrollo de las instalaciones de riego eficiente y automáticamente. Esta digitalización optimiza las decisiones y actuaciones relativas al regadío y aplica las cantidades de agua y nutrientes mejorando la eficiencia, sostenibilidad y rentabilidad de los tratamientos homogéneos tradicionales

La digitalización del regadío y el campo, el camino hacia la sostenibilidad

A raíz de la escasez de recursos hídricos y como consecuencia del cambio climático, nos hemos visto envueltos en un contexto de crisis global de seguridad alimentaria. Como respuesta a la necesidad de gestionar el agua de manera más moderna y eficiente implementamos técnicas como la reutilización y el tratamiento de aguas, el uso de energías renovables y la digitalización.

El regadío eficiente y sostenible es el mayor garante de la producción de alimentos. En España, se ha convertido en un modelo sostenible y moderno que es fundamental para el futuro del sector agroalimentario del país.
Ha logrado aumentar la productividad agrícola, mejorar la renta de los agricultores y aumentar las tasas de empleo del sector.

El sector agrotech proporciona soluciones innovadoras y generan valor añadido en el campo de los regadíos. Debemos promover un regadío más eficiente, digital e innovador que se adapte al cambio climático y fomente la generación de riqueza en el medio rural.

El PERTE de regadíos para afrontar la modernización del ciclo del agua para uso agrario

Nos encontramos ante un reto mayúsculo. Los problemas derivados del cambio climático nos han situado ante una sequía que está empujando al sector agrícola a una posición crítica en la que la falta de recursos hídricos obliga a tomar decisiones y actuar para revertir la situación.

Ante este contexto, la llegada del PERTE para la Digitalización del Ciclo del Agua de regadíos permite afrontar medidas transformadoras para la modernización y digitalización del campo, un reto esencial de lograr para impulsar el potencial económico del sector agrícola eliminando deficiencias del sistema y logrando una completa digitalización de la gestión del agua.

No es un reto minúsculo y nos atañe a todos solucionar esta situación de crisis, avanzando y construyendo un futuro del sector agrícola digitalizado, moderno, adaptado y preparado para solventar y hacer frente los nuevos retos que puedan surgir.

¿Quieres conocer
nuestra solución?

mockup-portada-final
mockup-portada-final

El desarrollo de plataformas tecnológicas y sistemas de inteligencia aplicados al turismo, son una pieza fundamental para la mejora en la gestión de destinos y en la experiencia de los visitantes. Además, de esta forma, se logra alinear las estrategias de las diferentes regiones turísticas.